Velocidades de recarga de vehículos eléctricos

Los puntos de recarga para vehículos eléctricos se diferencian principalmente en la potencia que estos pueden producir expresada en kW y por tanto a qué velocidad son capaces de cargar el vehículo. Asimismo, los conectores también son un punto clave ya que no todos los vehículos utilizan el mismo conector para realizar la recarga. Atendiendo a la velocidad tendremos los siguientes tipos de recarga:

  • Carga normal o lenta, hasta 3,7kW, que necesita sobre 6 a 8 horas de carga y por ello es el que se suele utilizar durante la noche.
  • Carga acelerada, entre 7,4 y 22kW, que puede recargar el vehículo entre 3 y 4 horas
  • Carga rápida entre 43 y 50kW, o con potencias mayores, que son capaces de proporcionar una carga del 80% en sólo 30 minutos, dependiendo del vehículo.

Carga normal o lenta

En este modo el vehículo se carga a través de un enchufe monofásico a 3,7kW o de menor potencia, con lo que una carga completa tarda aproximadamente entre 6 y 8 horas (o entre 10 y 12 horas para potencias de 2,3kW). Normalmente, se recomienda que un electricista revise la instalación del cableado de la vivienda para evitar algún problema ante los largos periodos de carga que conlleva.

Carga semi-rápida

La carga semi-rápida reduce el tiempo de carga a la mitad respecto a la carga lenta al duplicar la corriente y utilizar una potencia de 7,4kW, es decir se pasa a tener una carga completa en 3 ó 4 horas. La mayoría de los cargadores públicos utilizan esta tecnología, que puede llegar hasta los 22kW. Aunque no todos los vehículos aceptan este tipo de carga, con lo que no pueden ser cargados a una velocidad mayor a pesar de estar conectados a un cargador semi-rápido.

Tanto coches como cargadores son capaces de identificar su velocidad máxima de recarga y la carga del vehículo se realizará a la máxima velocidad común al vehículo y cargador, con total seguridad.

Hasta 7,4kW se pueden utilizar conectores tanto tipo 1 (Yazaki) como tipo 2 (Mennekes), mientras que entre 11kW y 22kW sólo se puede utilizar el conector tipo 2, ya que es el único capaz de proporcionar corriente trifásica al vehículo. Por lo tanto, los vehículos equipados con tecnología japonesa no pueden pasar de 7,4kW, salvo que se utilice un segundo conector, apropiado para carga rápida de hasta 50kW.

Carga rápida

Los cargadores rápidos son capaces de suministrar al vehículo corriente continua (DC) o alterna (AC) a partir de un equipo de recarga, utilizando el cable que va integrado en el mismo cargador, dado que por su volumen y peso no es extraíble. En el extremo del cable se pueden encontrar distintos tipos de conectores: CHAdeMO, CCS/Combo de 9 pines o tipo 2 (Mennekes). La potencia de estos cargadores suele ser de 50kW y por ello se logra una carga del 80% en media hora. Del mismo modo que sucedía con la carga semi-rápida, no todos los vehículos eléctricos pueden utilizar un cargador rápido.




Tabla comparativa


 Cargador RápidoCargador PúblicoHomeCharger
Tipo de CargadorDC + ACACAC
Potencia Salida (kVA)
50 kW20 kW
3,77,41122
3,77,41122
Tiempo estimado de carga (1)
< 30m< 30m
~6/8h~3/4h~2h~1h
~6/8h~3/4h~2h~1h
Precio€€€€€
Conectividad y estadísticas de uso    (limitada)
Modularidad   
TamañoGrandeMediano - PequeñoPequeño
Tiempo de entrega+++++++
 Cargador rápidoCargador públicoCargador doméstico

(1) Dependiendo de la capacidad total de la batería y tipo de carga aceptada por el coche